JORDI TARRÉS, 7 victorias en el Trial Indoor de Barcelona

“En el viejo Palacio podías escuchar los comentarios de los espectadores desde la moto”

Hasta la irrupción de Toni Bou, Jordi Tarrés fue el piloto con más victorias en Barcelona. Hoy ya no ostenta ese récord, pero tiene “otro”: ser unánimemente considerado como el artífice de la gran revolución en la técnica de trial y quien dio inicio a la era moderna de este deporte.

¿Cómo ha evolucionado el trial en los últimos 30 años?

Hoy las motos pesan diez kilos menos que en mi época y eso facilita que los pilotos progresen mucho técnicamente. Pueden realizar más rectificaciones, afrontar obstáculos de mayor dificultad y salvar mayores distancias.

Éste fue un espectáculo de masas durante muchísimo tiempo…

Hace 25 años el aficionado no tenía ni la décima parte de la inacabable oferta de espectáculos de gran calidad que tiene hoy. Y ya no hablo de la oferta digital de ocio online… Para potenciar de nuevo el trial indoor habría que dotarlo de más dinamismo y de más emoción, tal y como se ha hecho con el enduro indoor. El público ha de percibir que el trial es un gran show de técnica y vibrar con ello.

¿Por qué no surgen jóvenes capaces de optar al título mundial?

Hoy un joven ya no puede despuntar en dos o tres años. Las motos están muy adaptadas a los obstáculos y es necesario mucho tiempo de formación… aparte de tener una calidad tremenda, claro. La veteranía manda. Fujinami ha sido tercero en el Mundial al aire libre con 36 años. Eso lo dice todo.

¿Puede hacerse algo para revertir la situación?

Habría que cambiar cosas. El trial al aire libre tiene que ser más accesible para fomentar la participación. Además, la parte técnica está limitando mucho el acceso de los jóvenes a la élite, obligándoles a quedarse en las categorías inferiores.

En consecuencia, la carrera del piloto de alta competición se alarga…

Así es. Yo me retiré con 30 años, pero la situación actual permitirá que Toni Bou pueda prolongar su dominio durante al menos seis años más, hasta los 35. No veo pilotos capaces de plantearle batalla a corto plazo.

¿Las hegemonías largas de pilotos como Lampkin, Bou o tú mismo han perjudicado al trial?

Es evidente que, si el ganador es siempre el mismo, tanto el aficionado como las marcas pierden interés en una modalidad deportiva, cualquiera que ésta sea. Además, el trial ha perdido internacionalidad. Años atrás, pilotos de muchos países distintos, como Italia, Gran Bretaña, Japón, Francia o Bélgica por ejemplo, estaban en disposición de ganar carreras.

Has competido tanto en el viejo Palacio de Deportes como en el flamante Palau Sant Jordi. ¿Preferencias?

La proximidad del público a las zonas en el viejo Palacio era tal que podías incluso escuchar sus comentarios cuando estabas sobre la moto. El Palau Sant Jordi trajo más público y zonas más grandes, pero la competición perdió parte de esa intensidad especial que le daba la cercanía de los aficionados.

¿En qué rivales se fijaba Jordi Tarrés?

En muchos. A Eddy Lejeune lo veía como un piloto súper-profesional y de Thierry Michaud me gustaba su carácter cerebral. Diego Bosis era el más simpático. De Doug Lampkin me quedo con su tremenda seguridad y contundencia en las zonas.

¿Cómo se explica un dominio como el de Toni Bou?

Toni es un superdotado que lo tiene todo: condiciones innatas increíbles, gran valentía y decisión y un talante súper-profesional. Es el piloto de trial más completo que jamás ha existido.

Tú has sido piloto, jefe de equipo, mánager de pilotos y ahora ejerces de diseñador y constructor de motos de trial. ¿Con qué faceta te quedas?

Con la de piloto en primer lugar, claro. Pero he de reconocer que hoy vivo un momento de disfrute muy parecido a cuando competía. El hecho de poder decidir cómo ha de ser técnicamente una moto hace que sientas en parte sus victorias como tuyas.

¿Por qué el Trial Indoor de Barcelona es especial?

Siempre ha sido la carrera de referencia. En mis tiempos se decía que quien ganaba en Barcelona… sería el próximo campeón del mundo.

JORDI TARRÉS EN EL TRIAL INDOOR SOLO MOTO DE BARCELONA

Participaciones: 13 (ininterrumpidamente desde 1985 hasta 1997, ambos incluidos)

Victorias: 7 (1986-1988-1989-1990-1991-1992-1993)

Segundos puestos: 1 (1994)

Terceros puestos: 2 (1987-1996)

Otros resultados: cuarto clasificado (1995), sexto clasificado (1997), octavo clasificado (1985).

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.