Adam RAGA, 5 victorias en el Trial Indoor de Barcelona

“Las gradas a nivel de pista son una novedad fantástica”

Poco podía sospechar aquel niño de 3 años que presenciaba el primer trial indoor de su vida en el antiguo Palacio de Deportes de Barcelona, que acabaría participando en el trial indoor decano del mundo… y ganando cinco ediciones. La gran amenaza para Toni Bou se sigue llamando Adam Raga.

Toda la temporada 2016 sin bajar del podio pero con sólo dos victorias en Grandes Premios, una en el Mundial indoor y otra al aire libre. ¿Esperabas mayor “botín”?

La temporada pasada fue fantástica. Con una moto completamente nueva y con todo por desarrollar, los dos subcampeonatos mundiales fueron muy buenos. Y máxime teniendo en cuenta que arrastré una lesión de rodilla durante la segunda mitad de la temporada. Trabajamos durísimo sobre la moto y todo el equipo dio el 200%. Seguro que en 2017 mejoraremos esos buenos resultados.

Has empezado 2017 con una buena actuación en Sheffield…

Fue una lástima que, tras liderar buena parte de la final, un error me costase la victoria. Lo importante es que me vi a muy buen nivel y eso me permite ser optimista de cara a la temporada que empieza en Barcelona.

¿Será este año Toni Bou más accesible que los anteriores?

Toni sigue muy fuerte y es el número uno, sin duda. Ganarlo todo le da mucha confianza, pero ya se ha visto en Sheffield que el resto de pilotos estamos muy cerca.

¿Por qué los pilotos veteranos seguís siendo los grandes protagonistas de ambos Mundiales? ¿Dónde están los pilotos jóvenes que os han de relevar?

Esta situación está pasando en muchos deportes.La generación de deportistas de la primera mitad de los años 80 fue muy buena. Ahí están los ejemplos de Carles Puyol en el fútbol o Pau Gasol y Juan Carlos Navarro en el baloncesto: los dos últimos siguen siendo hoy referentes en el juego de sus equipos. También destacaría el hecho de que los pilotos jóvenes no tienen nuestro ritmo de entrenamiento. No quiero decir con esto que nosotros seamos unos superdotados, pero quizá ellos deberían entrenar más fuerte.

¿Por qué la élite del trial ha perdido internacionalidad?

La afición al trial ha sido muy grande en España y esto ha propiciado la aparición de muchos pilotos que se han dedicado a él. Es lo mismo que pasa en Holanda y Bélgica con el motocross. Hay muchísimos practicantes y, por lógica, han de surgir los mejores pilotos. Actualmente muchos pilotos extranjeros pasan largas temporadas aquí y entrenan siguiendo nuestros métodos. Es muy posible que en poco tiempo veamos muchas banderas diferentes en los podios del Mundial.

¿Cómo te sientes con la TRS Raga Racing de 2017?

Muy a gusto y muy contento. Hemos llevado a cabo algunas modificaciones que quedaron pendientes la temporada pasada por cuestión de tiempo. Este año se ha mejorado principalmente el motor, el chasis y las suspensiones. Pero todavía queda mucho camino por recorrer.

Visitas el Palau Sant Jordi por decimosexta vez. ¿Recuerdas de manera especial alguna edición del Trial Indoor de Barcelona?

Lógicamente, la primera, por el hecho de debutar y ganar la prueba. Fui el único piloto capaz de superar algunas zonas y tuve momentos de muy buen pilotaje.

¿Y alguna zona en particular?

Las zonas de agua siempre han sido muy espectaculares en Barcelona. También la zona de Santiveri, una de las más complicadas siempre para todos los pilotos y que yo casi siempre conseguía superar. La zona de troncos que se instalaba en mitad de la grada era impresionante. Algunos troncos se movían y mejor no pensar en la posibilidad de caer encima del público…

Un trial indoor durísimo, en definitiva…

Barcelona era el trial més “bestia”, sin duda alguna. Tenías 15 minutos para completar 8 ó 9 zonas en la ronda de clasificación. ¡No parabas de sudar! Y en la final te esperaban 12 zonas más…

¿Presenciaste algún trial en el viejo Palacio de Deportes?

Creo que el primero que vi fue el de 1985, cuando yo no tenía todavía tres años. Recuerdo de otras ediciones que bajábamos a la pista al acabar el evento: ¡yo alucinaba con la altura de los obstáculos! Me parecía imposible que una moto pudiese subir a ellos. El trial en el viejo Palacio era muy especial, con zonas que hoy parecerían diminutas, y muy bonito debido a la proximidad del público.

¿Qué pilotos te gustaban cuando eras espectador?

Jordi Tarrés ha sido mi ídolo de siempre, por las cosas nuevas y espectaculares que hacía. También observaba con atención la técnica de Thierry Michaud, de Eddy Lejeune con la 4 tiempos o la finura de pilotaje de Donato Miglio.

¿Ha marcado alguno de ellos tu estilo?

Mi evolución fue diferente, y con Jordi Tarrés nos pusimos a perfeccionar el pilotaje a una rueda, técnica que entonces únicamente empleaba Marc Colomer y que yo entrené muchísimo con Jordi y con Marc Freixa. También me llamaba mucho la atención la gran fiabilidad de Doug Lampkin. Quizá yo sea una mezcla de Tarrés y Lampkin…

¿Cómo valoras el nuevo aire del Trial Indoor de Barcelona con las nuevas zonas de Bernard Estripeau?

Éste es el camino. Mejorar el espectáculo en conjunto y acercar a los espectadores. La novedad de este año con las gradas retráctiles en el nivel pista es fantástica. También hay que recuperar público y carreras. ¡Que el Trial Indoor de Barcelona reúna más de 8.000 espectadores y haya alcanzado las 40 ediciones compitiendo contra una oferta enorme de ocio como la que hay hoy es un logro increíble! No hay duda: el trial es un espectáculo. Y que gusta.

ADAM RAGA EN EL TRIAL INDOOR DE BARCELONA

Participaciones: 15 (desde 2002 hasta 2016 ininterrumpidamente)

Victorias: 5 (2002, 2003, 2004, 2005, 2008)

Segundos puestos: 5 (2009, 2013, 2014, 2015, 2016)

Terceros puestos: 2 (2006, 2011)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.