CARLOS MAS, diseñador de la pista del Enduro Indoor de Barcelona

 “Hay que evitar que el enduro indoor se convierta en un supercross con troncos y piedras”

 

 ¿Es la pista de Barcelona la más exigente del circuito europeo?

Tradicionalmente así ha sido. Para los pilotos la pista de Barcelona es sinónimo de una zona de piedras larga y muy castigadora que sólo encuentran aquí. Las dimensiones de la instalación permiten que el trazado tenga de todo y en cantidad. Los pilotos también aprecian mucho que todos los materiales sean naturales. Aquí no hay bobinas de madera ni neumáticos.

 

¿Cómo se ajusta el nivel de dificultad de la pista?

Reduciéndole al piloto los espacios, las inercias e incrementando la altura de los obstáculos, por ejemplo. En las zonas de piedras bastará con alterar la distancia que existe entre ellas. El punto donde se coloca la zona de agua también es importante, pues siempre endurece las condiciones de lo que aparece justo a continuación.

 

¿Qué tendencias se observan en otros trazados?

Últimamente se diseñan pistas muy rápidas. Sigue habiendo obstáculos, por supuesto, pero ahora se saltan. Creo que no es bueno que el enduro indoor tienda a ser un supercross con el simple añadido de unos cuantos troncos y piedras. Hay que recuperar los recorridos técnicos de enduro para que esta disciplina no pase a ser la estación de llegada de los expilotos de motocross.

 

¿Tienen, hoy por hoy, ventaja en enduro indoor los expilotos de trial?

Los casos de Taddy Blazusiak y Alfredo Gómez están ahí, pero creo que el piloto de enduro outdoor con una preparación específica de técnica indoor es la mejor combinación. La mayoría de expilotos de trial van sobrados de técnica, es cierto, pero sucumben por falta de ritmo. No obstante, cuando uno de ellos consigue adaptarse –como ha hecho Taddy-, es imparable.

 

¿Qué novedades presentará la pista de Barcelona el próximo 8 de marzo?

Vamos a intentar conseguir trozos pequeños de leña ya cortada. Su inestabilidad puede dar lugar a un tramo técnico muy interesante. No faltarán las piedras de río ni las de montaña, aunque el tipo exacto de piedras siempre depende del stock del proveedor en el momento del encargo. Esto es siempre otro factor-sorpresa de la pista de enduro indoor de Barcelona.

 

¿Qué significaría poder disponer de la pista del Palau Sant Jordi en su integridad?

Nos permitiría un trazado de casi 700 metros con un buen doble salto central y nuevas dificultades con los troncos como protagonistas. ¿El tramo por la zona de las gradas? Para los pilotos que lo conocieron es algo inolvidable, pero tiene el inconveniente de que, al tener que acceder en fila india, provoca que la carrera se estire demasiado y que se pierdan muchas luchas “mano a mano” entre pilotos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.