FRANCESC TARRÉS, diseñador de las zonas del Trial Indoor de Barcelona

 “Busco confundir a los pilotos y obligarles a tomar decisiones complicadas”

 ¿Cómo se plantea el diseño de las zonas del Trial Indoor de Barcelona?

Es un equilibrio nada fácil de conseguir, pues compiten 8 pilotos con hasta 6 criterios diferentes. Los “pilotos-top” quieren zonas difíciles para descartar al resto y los pilotos menos punteros las quieren más asequibles para mantener opciones de subir al podio.

 

Algunos diseñadores se centran en crear zonas que pongan en aprietos a Toni Bou…

Es un gran error. Si piensas sólo en Toni a la hora de fijar el nivel de dificultad de las zonas, te encontrarás que el resto no hará otra cosa que encadenar puntos y fiascos, con lo que el espectáculo se resentirá. Y, de rebote, la distancia entre Bou y el resto de pilotos se hará aún mayor.

 

¿Cómo se pueden igualar, entonces, las cosas en pro del espectáculo?

Evitando incluir zonas de dificultad máxima y, en mi caso, intentando que las zonas confundan a los pilotos. Quiero que les ofrezcan varias opciones para superarlas y que se vean forzados a elegir una. Esto puede provocar el error de un piloto puntero.

 

Pero si un piloto falla, el siguiente ya lo tiene fácil…

No siempre, porque en ese momento se abre el debate sobre si el piloto ha fallado en la elección de la técnica para superar la zona o si, por el contrario, ha cometido un error de pilotaje.

 

¿Qué variables determinan el nivel de dificultad de una zona de trial indoor?

Muchas: los materiales utilizados y su posible degradación, la altura del obstáculo a superar o el espacio de que dispone el piloto para atacarlo, por ejemplo. Un tronco que pierde parte de su corteza, una zona pintada de blanco o un espacio para la arrancada muy pequeño son algunos ejemplos.

 

¿Una zona pintada de blanco…?

Sí. La pintura blanca contiene algún elemento químico que la hace más resbaladiza que la de los demás colores. Y cuando una rueda pasa por encima, la deja lisa como el hielo.

 

¿Cómo sería el trial indoor ideal?

Aquél que pudiera reproducir las circunstancias del trial al aire libre. Zonas cien por cien naturales, con piedras que se mueven, elementos que se pueden desprender y trazadas que se van deteriorando con el paso de los pilotos. El trial indoor actual es muy “matemático”, mientras que el trial outdoor genera más sorpresas. Al aire libre hay muchos factores que el piloto no puede controlar.

 

¿Qué tendencias nos aguardan?

Zonas en las que los obstáculos parecerán “mal colocados”, con varias opciones de trazada y que obligarán a cambios de dirección dentro de un mismo movimiento. Y, por supuesto, esos dos factores fundamentales del trial indoor: obstáculos más altos y espacios de ataque más reducidos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.